Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

A la hora de declarar los impuestos, hay diferencias entre los impuestos de un autónomo y los que paga un asalariado, a igualdad de ingresos.

Un autónomo paga fundamentalmente el IRPF, la cuota de la Seguridad Social y el IVA. Descartando el IVA, que no es un impuesto para el autónomo, sino que simplemente lo recauda para el estado, tenemos:

IRPF. Es progresivo, por lo que cuantos más beneficios hay, más se paga. Funciona igual que para los asalariados, aunque los porcentajes pueden lógicamente diferir.

La cuota de la Seguridad social. Es una cantidad fija que se calcula como el porcentaje de la base de cotización. El porcentaje es del 29,90%, si bien se puede incrementar para tener más coberturas. La base de cotización se le elige entre 893,10 y 3642 mensuales. La mayoría de los autónomos cotizan por el mínimo (lo que da una cuota de 267,03 al mes). Es deducible para el cálculo del IRPF.

Un asalariado paga, básicamente:

IRPF: como hemos dicho, es igual que para los autónomos, y se adelanta en la nómina en la retención.

Contingencias comunes: Cubren Sanidad, Bajas laborales y Jubilación. Es un 4,70% del salario bruto. Es deducible para el cálculo del IRPF.

Formación y desempleo: Es el 1,65% del salario bruto, y también es deducible.

Si lo vemos en una tabla comparativa:

IMPUESTOS DE UN AUTÓNOMO / IMPUESTOS DE UN ASALARIADO

AUTÓNOMO ASALARIADO
Beneficios Salario Bruto
18.000 18.000
IRPF (13,2%) IRPF (12%)
2.376 2.160
Cuota de la Seguridad Social
(267,03 al mes)
Contingencias Comunes (4,70%)
3.204,36 846
Formación y desempleo (1,65%)
297
TOTAL TOTAL
5.580 3.303

Claramente paga por tanto más impuestos el autónomo que el asalariado. Aunque tuviera más beneficios, el autónomo seguiría pagando más, porque el porcentaje mínimo de 29,90% sobre 893,10 mensuales hacen un total al año de 3204,36 euros, difícil de equiparar en los impuestos  por el mismo concepto de un asalariado. Ese es el motivo de que este colectivo haya insistido tanto en la reducción de esta cuota mínima.

Ahora bien, una cosa es que el autónomo pague más impuestos, y otra por qué tipo de trabajador se recauda más dinero.  Porque, en el caso de los asalariados, hay que sumar a los impuestos que paga el mismo, los que paga la empresa por contratarle.

Contingencias comunes: 23,6% de su salario bruto.

Desempleo y FP:  Un 5,5% por desempleo, 0,2% al Fondo de Garantía Salarial y 0,6% en concepto de formación, a lo que hay que sumar un porcentaje variable según sector por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Vamos a poner un total de un 6,50%.

Añadiendo estas cantidades al cuadro general:

IMPUESTOS DE UN AUTÓNOMO / IMPUESTOS DE UN ASALARIADO (incluyendo cantidades que paga la empresa)

IMPUESTOS DE UN AUTÓNOMO IMPUESTOS DE UN ASALARIADO
Beneficios Salario Bruto
18.000 18.000
IRPF (13,2%) IRPF (12%)
2.376 2.160
Cuota de la Seguridad Social
(267,03 al mes)
Contingencias Comunes (4,70%+23,60% de la empresa)
3.204,36 5094
(846+4248)
Formación y desempleo (1,65%+6,50% de la empresa)
1467
(297+1170)
TOTAL TOTAL
5.580 8.721

Por tanto, añadiendo las cantidades abonadas por la empresa, el asalariado genera en conjunto más impuestos.

Ahora bien, la reivindicación histórica de los autónomos es totalmente legítima, dado que la carga de impuestos que tiene que soportar a nivel individual es claramente mayor.

Y ya seas autónomo o pertenezcas a una PYME, te recordamos que puedes presentar tus Impuestos (IRPF e IVA) con Gextor Impuestos, el módulo más sencillo dentro del software ERP más completo.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!