Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

Hace ya más de 4 años, la directiva 2014/55/EU, sobre la Facturación Electrónica de contratación pública, estableció procedimientos para simplificar y reducir costes en la facturación de proveedores. La constatación de que había varios estándares y distintos sistemas nacionales, regionales e internacionales de facturación electrónica, hizo que el Parlamento Europeo y el Consejo establecieran una política común para todos estos procesos. Como consecuencia de esto, ha surgido la obligatoriedad para muchos países de implantar una norma para la facturación electrónica para facturar a organismos públicos. FacturaE, que entró en vigor en Enero de 2015 en España, es uno de esos sistemas. En 2017 la Unión Europea ha publicado un Informe, con aplicación desde Octubre del año pasado.

Como consecuencia de la directiva, y de ese informe de la Comisión Europea, ha surgido una lista de sintaxis aprobadas para el desarrollo e implementación de la factura electrónica. Se han elegido en función de la utilización práctica y utilidad, la facilidad de uso e implantación y el ahorro de costes de aplicación. En concreto las dos sintaxis elegidas  son las siguientes:

  • Mensaje XML del CEFACT/ONU de factura. Aplicable a toda la industria tal como se especifica en los esquemas XML 16B (SCRDM — CII).
  • Mensaje UBL de factura y nota de crédito tal como se definen en la norma ISO/IEC 19845:2015.

Este lenguaje técnico te dirá poco como usuario, pero los motivos de la elección de estas sintaxis están recogidos en el Informe de la Comisión y son:

  • Establecer una sintaxis única y un único modelo de datos semánticos y formatos.
  • Unificar, simplificar y garantizar la interoperabilidad entre distintos sistemas de facturación de origen a destino a nivel internacional.
  • Que la generación, envío, transmisión y recepción se pueda automatizar.
  • Unas directrices que permitan adaptar la norma europea a nivel nacional.

El CEN (European Committee for Standarization) supervisa todos los procesos nacionales para que estén adaptados a la norma europea. Actualmente las implantaciones a nivel nacional diferencian dos tipos de arquitectura:

  • La que usamos en España está basada en un Hub Central que recibe todas las facturas de los proveedores y los remite a la administración correspondiente. Esto sin perjuicio de que se hayan desarrollado Puntos de Entrada por Administraciones autonómicas o locales.
  • Un sistema de distribución en el que los proveedores envían las facturas electrónicas a las administraciones específicas objeto de cada factura.

Muchos estados de la UE, como por ejemplo España, ya han implementado la facturación electrónica de forma obligatoria. Los sistemas implantados, como FacturaE (en España) o Fatturapa (Italia)  seguirán funcionando. Ahora se precisa además que estos sistemas se deben adaptar a este estándar superior que los unifica.

Aunque las sintaxis han sido fijadas en Octubre de 2017, aún no se han traducido en cambios en los sistemas nacionales, pero es previsible que estos se produzcan.

Recordemos que el módulo Gextor FacturaE ha cumplido hasta la fecha con todas las adaptaciones y cambios establecidos. Por supuesto, esta nueva sintaxis no será la excepción y adaptaremos el módulo conforme a los nuevos cambios.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!