Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

En Europa hay 500 millones de usuarios de telefonía móvil. Hace tan solo 10 años el roaming suponía un importante incremento en los costes de cuando nos desplazábamos a un país de la Unión Europea. Sin embargo, desde el 15 de Junio se ha producido de manera efectiva la supresión del roaming en Europa.

¿Qué es el roaming y por qué termina?

El roaming es el sobrecoste que las operadoras cargaban por hacer uso del móvil en un país diferente a España, usando por tanto una red diferente a la contratada. Así, hasta la eliminación del roaming una llamada de aproximadamente tres minutos suponía 2 euros más de coste. Los últimos 5 años este sobrecoste se abarató entre 92% y un 96%, anticipando su desaparición total.

La UE lleva tiempo queriendo aplicar la filosofía Roam like at home (Itinerancia como en casa), y finalmente ha impuesto a las operadoras su criterio. Es decir, que los ciudadanos europeos no deben pagar un sobrecoste por hacer uso del teléfono en otro país europeo distinto al suyo. Esto quiere decir que la tarifa que les facture su operadora funcionará exactamente igual en otro país, con las mismas posibilidades y límites.

La patronal europea ETNO de la telefonía estima que la supresión del roaming va a suponer una pérdida de 7000 millones en sus balances, entre 2015 y 2020. La CEE afirma que será tan solo 1200 millones. Las principales operadoras han señalado una pérdida de entre el 1,2% y el 2,1%.

¿A qué países afecta la supresión del roaming?

En principio a los países de la Unión Europea, es decir:

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia (incluido las Islas bajo su dominio), Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido (incluido Gibraltar, por el momento, mientras no salgan de la UE), Rumanía, San Marino y Suecia.

Sin embargo, las operadoras admiten también algunos países fuera de la UE. Por ejemplo, Movistar y Orange aceptan Noruega, Islandia y Liechtenstein. Vodafone admite estos tres y suma EE.UU., Suiza, Albania y Turquía. MasMovil (Yoigo) solo incluye los países que obliga la normativa europea.

¿Hay alguna limitación para la supresión del roaming?

La supresión del roaming aplica tanto a contrato como a prepago, pero sí es cierto que se han puesto límites para evitar el fraude de contratar una tarifa en otro país y usarla en el propio estado. Las compañías tienen permitido establecer medidas para ello. Si un cliente ha usado más el móvil en el extranjero que en casa (lo que en teoría no puede ser) en un periodo de 4 meses puede ser penalizado. La penalización se da porque se elimina el roaming en periodos “cortos”, pero no en itinerancia permanente (trabajar o vivir en otro país de la UE). Si detectan que se hace más uso en el “extranjero” (en realidad en el propio país, pero con tarifa de otro), podrán cobrarse los recargos máximos establecidos por la UE. Es decir, 3,2 céntimos por cada minuto de llamada, 1 céntimo por cada SMS enviado y 7,7 euros por GB descargado. Si no se tiene tarifa de datos contratada, se cobrarán también 7,7 euros por GB descargado, aunque este coste irá bajando con los años.

¿Supondrá una subida de las tarifas la supresión del roaming?

En principio los operadores de telecomunicaciones se pagarán entre ellos por los servicios que utilizan sus clientes en otros países europeos. Esto impedirá que tengan que subir los precios internos. Si esos pagos se hacen correctamente, no deberían encarecerse las tarifas. No obstante, aún es pronto para decirlo, dado que las operadoras suelen aplicar las subidas en conceptos diferentes y no siempre es fácil detectar estas subidas.

De momento, la supresión del roaming supone una buena noticia. Supone además que, viajes a donde viajes dentro de Europa, podrás utilizar las soluciones Gextor Online sin ningún tipo de sobrecoste. 🙂

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!