Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

Es un hecho que somos uno de los países con más porcentaje de descargas ilegales. El índice de software ilegal (porcentaje de ordenadores con software pirata) alcanzaba en 2016 el 44%. Desde los peores años (2013 a 2015) solo hemos descendido un punto porcentual, y nos situamos aún un 15% por encima de la media europea, que estaba en 2015 en un 28%. Usar software ilegal está a la orden del día en España.

La Reforma del Código Penal y el endurecimiento de las penas.

Según los expertos, el principal motivo para el ligero descenso es el endurecimiento de las penas para los administradores de empresas con software ilegal. Si hasta 2015 usar software ilegal conllevaba sanciones, lo más intimidante de la nueva ley era que las personas físicas o administradores de empresas con este tipo de software, podían responder con su patrimonio o con hasta 4 años de cárcel. Para las personas jurídicas, las penalizaciones iban desde sanciones económicas de hasta 280.000 euros, pasando por suspensión de la actividad por plazos de hasta 5 años, hasta la inhabilitación para recibir cualquier tipo de ayuda en 15 años. Esto, si bien no ha generado un gran descenso, ha hecho que no vaya a más el uso de software ilegal.

También la prevención y la concienciación de entidades como AMETIC, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones o BSA (Business Software Alliance) han sido eficaces. Si bien no han hecho reducir significativamente la piratería, si han concienciado a las empresas de tomar buenas medidas de seguridad en la empresa. Y es que uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una empresa que tenga un software ilegal es el de la seguridad. Usar software ilegal, según Carlos Pérez, socio de ECIJA, firma legal de BSA en España, puede producir:

  • Pérdida de datos,
  • Fallos críticos del sistema informático
  • Mayor exposición a los ataques de virus informáticos y malware
  • Daño a la reputación de la empresa

¿Cómo evitar el uso de software ilegal?

Primeramente, lógicamente, no descargándolo. Sin embargo, ya llevamos tiempo trabajando con él en las empresas y se ha convertido en un mal hábito. Por ello, la AMETIC hace algunas recomendaciones importantes en su manual de buenas prácticas de la campaña “Software legal, software seguro”:

  1. INVENTARIO: Recopila y mantén información fiable sobre el software que se está ejecutando en tu red, si debe estar instalado y si es original y cuenta con licencia
  2. ALINEAR EL SOFTWARE CON LAS NECESIDADES DE LA EMPRESA: Ajustar las necesidades presentes y futuras con el modelo de licencia de software. Buscar alternativas como las suscripciones en la nube, la reutilización de licencias o el mantenimiento.
  3. ESTABLECER POLÍTICAS Y PROCEDIMIENTOS INTERNOS:
  4. ADQUIRIR SOFTWARE DE MANERA CONTROLADA, implementarlo de forma también controlada, desinstalar el que no se usa e implantar una rutina de actualizaciones.
  5. INTEGRACIÓN DE SAM EN LA ORGANIZACIÓN (SAM: Software Asset Management o Gestión de Activos de Software). Integrarlo en todas las actividades de la empresa, mejorar los procesos de gestión de datos y garantizar que los empleados se co-responsabilizan del problema de no usar un software adecuado.

Como unas imágenes valen más que mil palabras, te dejamos con este vídeo de AMETIC que explica con claridad estos 4 principios:

Y recuerda: usar software ilegal te puede traer consecuencias.
¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!