Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

Los Presupuestos Generales de 2018 han tenido un largo recorrido hasta su aprobación y publicación en el BOE el pasado 4 de Julio (Ley 6/2018, de 3 de Julio).  De hecho, entre su propuesta y la aprobación definitiva ha habido un cambio de gobierno y presidente, y un baile de apoyo de diferentes formaciones políticas. Te contamos los cambios que te afectan de manera más directa.

Un conflictivo recorrido hasta su aprobación

El 24 de Mayo lograban el apoyo de 176 diputados, incluyendo PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Pocos días más tarde llegaban al Senado para lo que  iba a ser un mero trámite de unas semanas, dada la mayoría absoluta del PP en el Senado. Sin embargo, cuando se aprobaban  el 18 de Junio en la Cámara Alta, había caído un presidente y  un nuevo gobierno, con un delicado equilibrio de fuerzas, había accedido al poder. De la ratificación en el Senado se descolgaba el PNV y se sumaba el PAR (Partido Aragonés). El Senado rechazó 5000 enmiendas presentadas y aprobó 46, que suponían 179 millones más. 144  de ellos fueron para Aragón por 27 enmiendas del PAR apoyadas por el PP. Sin embargo, pretendían dejar fuera más de 31 millones de los 540 aprobados en la cámara baja para el País Vasco. La aprobación en el senado se dio por 155 votos, con 60 abstenciones del PSOE.

Finalmente, la aprobación definitiva en el Congreso de los Diputados, el 28 de Junio, aprobó los presupuestos incorporando únicamente 32 de las 46 enmiendas. El Congreso desvió las pretensiones de rebajar en 31 millones las inversiones para el País Vasco y por otra parte incorporó el aumento de las indemnizaciones a los afectados por la talidomida.

Pero, aparte del difícil equilibrio y la negociación entre partidos políticos para unos presupuestos que durarán apenas 6 meses, ¿qué cambios importantes veremos debido a estos Presupuestos?

Los cambios en los Presupuestos Generales de 2018

Los Presupuestos Generales de 2018, que entraron en vigor el 4 de Julio, incorporaron entre otras medidas:

  1. Incremento de las pensiones del 1,6% este año (3% las mínimas), retroactivo a Enero. Es decir, las pensiones se condicionan a la subida del IPC, en lugar de lo que establece la Reforma de las pensiones de 2013 (subidas mínimas de 0,25% mientras el Sistema de la Seguridad Social tuviera déficit). El cobro de los atrasos desde Enero se realizará entre este mes y el siguiente.
  2. Subida de un 1,75% del sueldo de los funcionarios (hasta 1,95% a criterio de las Administraciones), también retroactivamente a Enero. Los funcionarios también cobrarán verano una paga extra de 210 euros, de media, a cuenta de la tardía entrada en vigor del pacto salarial firmado en marzo. No es previsible sin embargo que la subida se aplique antes de Agosto en este colectivo.
  3. Aumento de la baja por paternidad a 5 semanas en lugar de las 4 semanas que había hasta el momento.
  4. Rebaja del IVA del cine del 21% al 10% (reivindicación ya clásica del sector de la cinematografía en España).
  5. Rebaja del IRPF para las rentas comprendidas entre 12.000 y 18.000 euros. El umbral de tributación se eleva de 12.000 a 14.000 euros. Además, las cuentas para 2018 establecen una deducción de 1.200 euros por cónyuge discapacitado y una ampliación en 600 euros de la deducción por familia numerosa en cada hijo

Sobre el papel, los grandes beneficiados de estos presupuestos serían los jubilados, los trabajadores de salarios bajos (normalmente jóvenes) y los funcionarios. Habrá que esperar a la aprobación de los próximos presupuestos (cuyo techo de gasto se está negociando en el Congreso), para ver nuevos cambios que nos afecten en el día a día.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!