Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es
Balance de 2020 (2 de 2): Crecimiento del teletrabajo y el comercio electrónico

Balance de 2020 (2 de 2): Crecimiento del teletrabajo y el comercio electrónico

En esta segunda parte de las publicaciones sobre  el balance de 2020, cuya primera parte ya publicamos, hablamos de cómo el coronavirus ha impulsado la transformación digital,y de todos los cambios que han venido para quedarse, el crecimiento del teletrabajo y el comercio online.

Se podría decir que el coronavirus es responsable de uno de los mayores pasos adelante de la transformación digital en la PYME española. Mientras la Transformación Digital ya era un hecho para la mayoría de las grandes empresas, aún no acababa de calar en las pequeñas empresas y los autónomos. La pandemia ha traído grandes consecuencias a nivel de digitalización. Por una parte, la implantación de sistemas de teletrabajo de manera urgente. Por otra, al haber demostrado lo ligada que está la supervivencia de algunas empresas a su presencia digital, ha hecho crecer exponencialmente el comercio electrónico.

Crecimiento del teletrabajo

Hasta 2019, los trabajadores que trabajaban en casa normalmente (más de la mitad de los días) en España eran el 4,8%. Los que trabajaban ocasionalmente eran el 3,5%. Por tanto, no llegaba a uno de cada 10 los empleados que tenían alguna fórmula de teletrabajo. La pandemia revolucionó esta situación. Desde las regulaciones que establecieron el carácter preferente del teletrabajo (prorrogándolo más adelante), hasta las empresas que cambiaron su modelo, la situación en septiembre de este año era totalmente diferente.

Según el estudio IDC European IT Buyer Sentiment Survey — (3ª oleada, 20-27 de abril de 2020), se calculaba que el 30% de los empleados seguirán trabajando desde casa después de la pandemia, No solo eso, un 38% de las organizaciones lo fomentarán e invertirán en Tecnologías de la información para ello y un 47% añadirá el teletrabajo a su política de Recursos Humanos.  Aparte de esta encuesta de la percepción del futuro, diversos estudios, entre otros, de Caixabank Research como del Banco de España hacen una estimación del potencial de teletrabajo entre el 30% y el 33%. Aun cuando la pandemia remita, es más que probable que el teletrabajo ocupe un porcentaje muy superior al que tenía antes de la misma.

auge del teletrabajo

Por otra parte, la falta de regulación del teletrabajo empujó a al Gobierno a publicar el Real Decreto-ley 28/2020, que definía lo que era y no teletrabajo, el carácter de este, los derechos de los trabajadores y las facultades de la dirección para controlarlo. La acogida de esta regulación aún se está produciendo en las empresas, que van hacia fórmulas híbridas de trabajo a pasos agigantados, si bien su importancia en unos u otros sectores va cambiando.

Crecimiento del comercio electrónico

Mientras muchas empresas se están hundiendo, se calcula que Amazon cerrará 2020 con un crecimiento del 20%. El crecimiento del comercio electrónico durante la pandemia, era en mayo según un estudio de Emarsys del 40%. No solo eso, un estudio de la OMC  señalaba que el comercio electrónico será crítico para ayudar a las empresas a remontar la crisis y ser motor de crecimiento. Según un estudio de Statista Digital Market Outlook, el comercio electrónico crecerá entre 2019 y 2023 un 38%, como podemos ver en la gráfica:

Evolución del ecommerce

Sin embargo, el mismo estudio de la OMC señalaba fallos en los procesos de venta online durante la pandemia: fallos en la experiencia de usuario, dificultades en las entregas y falta de disponibilidad de herramientas de pago online. Todo esto nos habla de la inmadurez de la transformación digital en las empresas españolas, sobre todo las PYMES. El III Estudio sobre el estado de Digitalización de las Empresas y Administraciones Públicas españolas del Observatorio Vodafone señalaba que en 2019 solo un 22% de los profesionales y pequeñas empresas tenían un plan de digitalización. En el caso de las PYMES era de un 34% y en el de las Grandes Empresas un 48%. El grado de digitalización es proporcional al tamaño de la empresa, lo que puede explicar la poca penetración o deficiencias del comercio electrónico en las pequeñas empresas, a pesar de ser la tabla de salvación para muchas PYMES.

Conclusiones

La pandemia ha provocado a estas aturas importantes consecuencias en el mundo de la empresa:

Por una parte, ha afectado de manera diferente a los distintos sectores. Mientras a unos los ha tocado fatalmente, por su dependencia de los establecimientos y los locales físicos, otros, por su lugar estratégico, han despegado, como es el caso de las empresas farmacéuticas y las dedicadas a la mensajería. Aún es pronto para valorar cuánto tiempo tardará la anunciada vacuna en devolver la seguridad suficiente para reactivar totalmente la actividad, pero muchas empresas de los sectores más afectados podrían no sobrevivir.

Por otra parte, ha empujado la transformación digital a todos los niveles. No solo las empresas han aprendido a teletrabajar, también el sector educativo ha tenido que aprender a marchas forzadas la formación a distancia. En el campo del comercio, la importancia de las tiendas online se ha demostrado clave para la supervivencia. Muchas empresas han optado por invertir en digitalización a partir de la pandemia  (Deloitte  anunciaba en su barómetro de empresas especial Covid-19  un incremento del 55% al tercer mes del estado de alarma)

Aún no sabemos cuándo tardará en llegar la ansiada recuperación, pero está claro que el balance de 2020 evidencia que ha sido un año clave, un punto de inflexión cuyos cambios en el mundo de la empresa no han hecho más que comenzar.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!
Balance de 2020 (1 de 2): el año en que vivimos peligrosamente

Balance de 2020 (1 de 2): el año en que vivimos peligrosamente

Un PIB que baja -8,7% respecto al año anterior en el tercer trimestre del año, un desempleo por encima del 16% (del 40% en el caso del juvenil), deuda pública disparada al 114,10% del PIB (cuando el año anterior era de un 95%), … Los indicadores económicos de España no son muy alentadores. El escenario no es muy diferente en la Unión Europea, aunque la pandemia ha golpeado especialmente la economía de otros países como Grecia, Italia y Reino Unido, además de España. La mayor batería de ayudas de las últimas décadas se desplegó entre los meses de marzo y junio de este año, al igual que en otros países europeos, pero no es seguro que sea suficiente. En esta serie  de DOS publicaciones, hacemos un balance de 2020 y de todos los cambios que han venido para quedarse, desde el teletrabajo hasta el comercio online.

Balance de 2020 I: Objetivo salvar empresas y trabajadores

Un insignificante virus ha puesto contra las cuerdas a la economía de los países occidentales. Desde su aparición a finales de 2019 en Europa, al coronavirus le bastaron tres meses para infectar a gran parte de la población y obligar a los países de la zona euro a confinamientos más o menos estrictos. Los efectos sobre la economía no se hicieron esperar. La productividad se desplomó el segundo trimestre a -21,% respecto al mismo periodo de 2019; y el desempleo subió al 15,33% (equivalente al de dos años antes, alterando una tendencia a la baja desde 2013). Entre marzo y abril dejaron de cotizar a la Seguridad Social casi 142.000 empresas. Muy pronto se desplegó una batería de ayudas gubernamentales para evitar la quiebra de más empresas y el aumento de desempleados.

Empresas inscritas seguridad social

 Fuente: Diario ABC y Seguridad Social

El 14 de marzo se declaraba el estado de alarma (Real Decreto 463/2020), que se extendería tras sucesivas prórrogas hasta el 22 de junio.  Supuso durante ciertos periodos el cierre de la mayoría de establecimientos comerciales, recreativos, culturales, hosteleros y deportivos. Solo actividades como las sanitarias, farmacéuticas, veterinarias, aquellas relacionadas con el abastecimiento de bienes de primera necesidad o las comerciales llevadas a cabo por internet, teléfono o correspondencia se mantuvieron activas

Las ayudas gubernamentales a las empresas

Entre el 12 de marzo (RDL 7/2020) y el 21 de abril (RDL 15/2020), se fueron sucediendo Reales decretos-ley para proporcionar financiación a Pymes y autónomos y sobre todo para aliviar la carga fiscal y los gastos que tenían que afrontar debido a la interrupción o reducción de su actividad.

Medidas de crédito para PYMES

Entre las medidas de financiación destacaron los 200 millones de euros de créditos ICO establecidos por el RDL 8/2020, para atender necesidades financieras de la PYME por compra y leasing de equipamientos y servicios para la digitalización y en concreto el teletrabajo.  Otra medida de peso fueron los 100.000 millones de euros en avales a financiación concedida a las empresas por entidades de crédito, para cualquier actividad.

En el mismo mes de marzo se establecieron mecanismos para ERTES por fuerza mayor o ETOP (causas económicas, técnicas, organizativas o de producción) a consecuencia del estado de alarma provocado por la COVID-19. Se exoneró de cuotas a la seguridad social a las empresas que interrumpían actividad y se amplió la prestación contributiva a todos los trabajadores, incluso los que no cumplían los requisitos mínimos de cotización.

Mascarilla

La baja por Covid-19 se asimiló a accidente laboral desde marzo

Entre el 30/03 y el 09/04 solo las empresas de teletrabajo y las de servicios considerados esenciales siguieron trabajando.

Con anterioridad, ya se habían aplazado los ingresos de deudas tributarias con bajo interés hasta el 30 de mayo, pero en abril hubo también moratorias en las cotizaciones a la Seguridad Social y conceptos de recaudación conjunta de hasta 6 meses. Ese mismo mes se estableció la posibilidad para Pymes y autónomos de modificar los contratos de suministro de los alquileres de inmuebles destinados a la práctica empresarial, e incluso se dio la posibilidad de aplazar el pago. También este mes, se aplazaron los pagos tributarios al mes siguiente. Por último, el RDL 15 permitió aplazar el pago de alquileres de locales a Pymes y autónomos hasta 6 meses, así como el pago fraccionado del Impuesto de Sociedades.

Salvar las empresas y el empleo

Todas estas medidas tenían como finalidad evitar la quiebra de las empresas, ya fuera reduciendo sus obligaciones tributarias o permitiéndoles aplazar el pago de sus gastos. Por otra parte, los mecanismos de los ERTES, que de nuevo fueron prorrogados en septiembre, trataban de minimizar el impacto de la crisis sobre el empleo.

Sin embargo, fueron muchas las empresas que no pudieron aguantar la situación. Sectores como el hostelero, la restauración y la cultura supusieron el 60% de los acogidos a ERTES o prestaciones por cese de actividad (en el caso de los autónomos). Acapararon además la mitad de los avales al crédito.  Muchos establecimientos no pudieron volver a abrir.

A finales de julio de 2020, se habían recuperado las cotizaciones a la Seguridad Social de 55.644 empresas, pero había 90.000 que aún seguían sin reiniciar su actividad.

Los nuevos ERTES

No podíamos terminar  esta segunda parte de este balance de 2020 sin hablar de los nuevos ERTES que surgieron en  septiembre, con el RDL 30/2020. Se reguló que los ERTES por fuerza mayor y ETOP dejaban de tener exoneraciones a la Seguridad Social (desde el 01/10/2020). Por el contrario, aparecían los nuevos ERTES por impedimento o reducción de actividad, que sí la tenían, pero su duración era inferior. Estos nuevos ERTES solo estaban vigentes mientras duraran las restricciones sanitarias, mientras que los de fuerza mayor se podían prorrogar hasta el 31/01/2021, y los ETOP no tenían fecha de finalización.  Por último, se establecieron exoneraciones de las cuotas también por pertenecer a 42 sectores determinados.  Esto alivió ligeramente a los sectores turísticos y cultural, pero no a la restauración, que no estaba incluido entre estos sectores exonerados.

La hostelería, la restauración, la cultura y el turismo han sido los grandes perjudicados de la pandemia, y las medidas restrictivas sanitarias de la segunda ola no están ayudando a que se recuperen.

Europa entra en acción

El 10/12/2020, sonó mucho el desbloqueo del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, que permite también la activación del de los fondos de recuperación europeos,  de los que a España le corresponden 140.000 millones, 72.700 de ellos en transferencias o ayudas directas.  Lo previsible, sin embargo, es que el primer adelanto (que podría ser un 10% de la cantidad total) no llegue  antes del final del primer semestre de 2021, y el primer desembolso en otoño del año que  viene o incluso 2022. Mientras tanto, España tendrá que seguir tomando medidas para que las empresas y sectores más afectados por la crisis provocada por la Covid-19 no se hundan irreparablemente.

En nuestra próxima publicación, terminaremos nuestro balance de 2020 hablaremos de los cambios a nivel de transformación digital que ha producido la pandemia.

 

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!
Nuevas ayudas a las PYMEs de la Comunidad de Madrid

Nuevas ayudas a las PYMEs de la Comunidad de Madrid

Desde el 13 de octubre y hasta el próximo 30 de noviembre, estarán vigentes las ayudas económicas de la Comunidad de Madrid para Pymes Madrileñas afectadas por la COVID-19. Las nuevas ayudas a las PYMEs de la Comunidad de Madrid tienen como objeto PYMEs madrileñas que tengan a su cargo trabajadores asalariados. Las ayudas deben destinarse a pago de nóminas y seguros sociales, servicios relacionados con protección frente a la COVID-19 y/o al pago de alquileres de locales. Su cuantía, dependiendo del tamaño de la empresa, oscila entre los 2.500 y los 10.000 euros.

La Comunidad de Madrid aprobó por acuerdo de gobierno el pasado 7 de octubre la regulación de estas ayudas para pequeñas y medianas empresas.  La CAM también estableció mediante  Orden el 9 de octubre la cuantía total del crédito presupuestario en 30.000.000 euros, dentro de los Presupuestos Generales de la CAM para 2020, en realidad una prórroga de los de 2019.

¿Qué empresas pueden optar a las ayudas?

Las empresas, aparte de ser PYMEs que operen en la comunidad de Madrid, deben cumplir dos requisitos. Por una parte, tener personal asalariado por cuenta ajena con contrato por tiempo indefinido, incluidos los trabajadores incluidos en un ERTE. Por otra parte, deben haber suspendido su actividad tras la declaración del estado de alarma o bien, que puedan acreditar un descenso en su facturación de al menos un 25% den el segundo trimestre de 2020; bien sea respecto al trimestre anterior, o bien respecto al segundo trimestre de 2019.

Cada empresa solo puede realizar una solicitud, y debe realizarla por medios telemáticos, a través del enlace que incluimos al final de esta publicación, adjuntando la documentación solicitada. Hay que tener en cuenta que las solicitudes se atienden por orden, una vez cumplimentada la documentación.

Gastos de las ayudas y cuantía de las mismas

Como indicábamos al principio, la subvención debe destinarse al pago de nóminas y seguros sociales de los trabajadores; y/o al pago para la obtención de productos y servicios relacionados con medios de protección, prevención e higiene necesarios para la seguridad de los empleados frente a la COVID-19; y/o al pago de alquileres. Los gastos deben por tanto estar directamente relacionados con la actividad habitual de la PYME.

En cuanto a la cuantía, se determina en función de los asalariados que tuviera la PYME a 30 de junio de 2020:

  • Las PYMEs de 1 a 3 empleados optan a una cuantía única de 2.500 euros.
  • Para las PYMEs de 4 a 9 empleados, hay una cuantía única de 5.000 euros.
  • Por último, las PYMEs de 10 a 249 empleados, una cuantía única de 10.000 euros.

Si la actividad de la PYME se considera prioritaria, en función de su código CNAE (10 a 32 y 47), los importes de la subvención se incrementan en un 25%.

Esperamos sea de interés para alguna de las PYMEs que nos leen y dejamos a continuación enlace a la página donde se puede optar a estas nuevas ayudas a la PYMEs de la Comunidad de la Madrid, hasta el 30 de noviembre de este año.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!
¿Qué es eSILICIE?: El nuevo programa de Extra Software

¿Qué es eSILICIE?: El nuevo programa de Extra Software

El Real Decreto 1512/2018, que modifica artículo 50 del Reglamento de los Impuestos Especiales, establece una nueva normativa para enviar la contabilidad de los productos objeto de Impuestos especiales a la AEAT. Los productos que se ven afectados por este tipo de impuestos son la cerveza, el vino y bebidas derivadas del alcohol, las bebidas fermentadas y productos intermedios, los hidrocarburos y las labores del tabaco.  Extra Software ha desarrollado eSILICIE, que permite a los usuarios cumplir con esta nueva normativa de remisión de la información.

El sistema se denomina SILICIE, que son siglas de Suministro Inmediato de Libros de Información Contable de Impuestos Especiales. El uso de SILICIE uso será obligatorio desde el 01/01/2020. No obstante, existe una Disposición Transitoria en la ley que permite retrasar el envío la contabilidad del primer semestre hasta el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020.

Quiénes están obligados

El nuevo sistema afectará a establecimientos que fabriquen o almacenen los productos mencionados y los establecimientos que almacenen y comercialicen productos afectados por los impuestos a bebidas alcohólicas y tabaco conjuntamente. Obligará por tanto a fábricas, depósitos fiscales, almacenes fiscales, depósitos de recepción, fábricas de vinagre y en general todos aquellos establecimientos relacionados con las actividades y productos mencionados.

La inclusión en SILICIE supone la supresión de los siguientes impuestos: 570 (Declaración de Operaciones respecto a hidrocarburos), 553 (Declaración de operaciones en fábricas y depósitos de vino y bebidas fermentadas) y 548 (Declaración informativa de cuotas repercutidas).

Qué solución tenemos

En EXTRA SOFTWARE hemos sacado un nuevo módulo para SILICIE, que está diseñado para enviar la información relacionada con el alcohol, las bebidas fermentadas y los productos intermedios, objeto de contabilidad de los impuestos especiales a la AEAT mediante SERVICIOS WEB.

El módulo eSILICIE permite realizar las siguientes acciones:

  • Importar mediante un fichero Excel la información  objeto de contabilidad especial (esta información puede venir de otro programa o rellenarse manualmente).
  • Incorporar los registros, ofreciendo una vista previa de los tipos de registro con una pantalla de filtros con fecha, artículo y tipo de registro.
  • Remitirlos de manera automática mediante servicios Web a la AEAT, cumpliendo con los plazos de la normativa SILICIE.
  • Hacer un seguimiento de los envíos. Aunque el proceso es automático, el usuario está informado en todo momento de en qué fase está el envío, si ha llegado sin errores o ha habido alguna incidencia en el envío o recepción, para poder corregirla fácilmente y remitirlos de nuevo.

Conclusión

Basados en nuestra experiencia con el SII, podemos afirmar que conocemos bastante bien el sistema que la AEAT hará obligatorio para determinadas empresas desde el 01/01/2020, o hasta el mes de Julio de 2020, si te acoges a la Disposición Transitoria Primera ya mencionada.  No obstante, ello no implicará que no debas realizar la recopilación de la contabilidad de impuestos especiales del primer semestre previamente. De no hacerlo así, te puede generar un flujo de trabajo importante a mitad de año, que es cuando realmente se necesita.

Si estás obligado a SILICIE, recuerda que no te queda mucho tiempo para hacerte con un nuevo sistema automático para remitir la información de los impuestos de estos productos a la AEAT. En Extra Software, estamos a tu disposición para mostrarte nuestro nuevo módulo y responder a todas tus preguntas respecto a él. Contacta con nosotros.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!
¿Puede tu empresa grabarte mientras trabajas?

¿Puede tu empresa grabarte mientras trabajas?

La normativa legal respecto a las grabaciones en el lugar de trabajo por parte de la empresa dice claramente lo que se puede hacer y lo que no, especialmente desde la implantación de la nueva ley LOPDGDD.  Es decir, si puede grabarte mientras trabajas, y cómo puede hacerlo. Es más, también dice la ley claramente si pueden grabarte fuera de tu trabajo. Te contamos todos los supuestos.

¿Pueden grabarte mientras trabajas?

Según el Estatuto de los Trabajadores, el empresario tiene facultad para establecer medidas de vigilancia y control que aseguren aseguren el cumplimiento de las obligaciones y deberes de los trabajadores.  Sin embargo, la LOPDGDD identifica como datos personales la información fotográfica o acústica que identifica a una persona. Por tanto, requeriría en cualquier otro ámbito un consentimiento. Sin embargo, establece una excepción en caso de que el tratamiento de unos datos personales sea necesario para el cumplimiento y mantenimiento del contrato firmado por ambas partes (empleado y trabajador).

En otras palabras, sí pueden grabarte mientras trabajas.

Ahora bien, eso no es un derecho absoluto.  Si bien un empresario puede instalar tanto cámaras como micrófonos para grabarte mientras trabajas, debe cumplir con determinadas obligaciones.

En primer lugar, está obligado a INFORMAR, tanto a la Representación Legal de los Trabajadores, como mediante un Cartel Informativo de la existencia de cámaras y directamente a los trabajadores. Luego veremos las características del cartel y de la comunicación, pero de momento nos quedaremos con esto.

En resumen, la empresa debe informarte de que te puede grabarte mientras trabajas, y de los sistemas que va a utilizar para hacerlo.

En segundo lugar debe respetarse el PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD. Es decir, las medidas de control (como videocámaras) solo deben usarse cuando no existen medidas mejores, en espacio indispensables para el control laboral y sin otra finalidad que esa. La normativa reciente de protección de datos excluye concretamente tanto los comedores y áreas de descanso como los vestuarios y baños, por afectar a la privacidad de los trabajadores.

Es decir, el derecho que tiene el empresario a grabarte se ve limitado por determinadas restricciones, para salvaguardar tu intimidad y dignidad.

Prohibición de grabarte

Por último, dado que son datos personales, la empresa está obligada a incluir las grabaciones del tipo que sean en su Registro de Actividades de Tratamiento de Datos (que introduce el RGPD). Además, los registros deben eliminarse a los treinta días de haberse grabado.

Un aspecto importante de esta normativa es que también afecta a las grabaciones realizadas entre un empleado y otro. Cuando la finalidad del uso de esa grabación es el Control laboral, y el empleado no ha sido informado sobre la grabación, su finalidad ni sus derechos, una resolución de la AEPD demuestra que no se puede usar contra el trabajador grabado. En definitiva, la AEPD sancionó con 12.000 euros a una empresa por usar una grabación realizada a un empleado por parte de otro, para sancionarle.

Sigue leyendo

Cómo cumplir con la obligación de informar

Por una parte, con un cartel que informe de la existencia de cámaras de videovigilancia. El cartel debe informar de la identidad y domicilio del Responsable del tratamiento de los datos recabados por las cámaras, de la finalidad de la grabación y de los Derechos de las personas grabadas (Acceso, Rectificación, Cancelación, Oposición, Supresión y Portabilidad).  Por otra parte, será imprescindible informar a los trabajadores a través del Comité de Empresa o la Representación Legal de los Trabajadores, así como de mediante un comunicado que reciba personalmente cada trabajador afectado.

En definitiva, no es necesario solicitar el consentimiento, pero sí informar a los trabajadores de la existencia de sistemas de grabación. Por último, alguna sentencia dictada después de la aplicación de la LOPDGDD que la empresa debe informar de la finalidad sancionadora de las imágenes grabadas, para que tengan efectividad en un juicio. De otro modo se atentaría contra la privacidad y protección de los trabajadores.

Por tanto, para concluir, son de aplicación los principios generales del RGPD para recabar datos. Debe informarse siempre del Responsable del Tratamiento de los Datos, de la Finalidad de los mismos y de los Derechos con que cuenta la persona cuyos datos son recabados (en un formulario) u obtenidos (mediante una grabación, como es el caso). El Estatuto de los Trabajadores y la regulación en materia de protección de datos legitima su uso sin recabar el consentimiento, pero no exime otras obligaciones, entre las cuales destaca la de INFORMAR a los afectados.

¿Y pueden grabarte fuera del ámbito de trabajo?

Está permitido y es legal grabar a otra persona, tanto la imagen como el audio, cuando estamos participando en una conversación con ella. Aunque no la informes o pidas consentimiento. Otra cosa es el uso que luego podamos hacer de esas grabaciones. No podrás difundirlas sin consentimiento, pero llegado el caso sí podrás usarlas como prueba en un juicio. En cuanto a conversaciones ajenas, no las podrás grabar sin el consentimiento expreso de los participantes.

Grabar audio

También podemos grabar en lugares públicos, como la vía pública.  Esta facultad está limitada por los derechos de las personas. Todas las personas tenemos derecho al honor, la intimidad y la propia imagen. No podemos grabar a menores ni imágenes que puedan afectar a la dignidad y honor de las personas.  Y por supuesto no podemos difundir las imágenes grabadas, salvo que tengamos el consentimiento de la otra persona.  Esto último solo podremos hacerlo obviando el consentimiento si se trata de una persona pública en un lugar público, o si existe un interés informativo y la imagen es accesoria. En definitiva, si publicamos un vídeo grabado en la vía pública en que aparezca una persona, estamos obligados a retirarlo si ella nos lo pide, y no nos ha dado su consentimiento previamente.

En determinados ámbitos públicos, como los hospitales, los juicios, o los aeropuertos, el derecho a difundir lo grabado, o incluso a grabar, se ve muy limitado. Aun no existiendo prohibición expresa, no se podrá difundir una grabación en la que aparezcan pacientes o profesionales sanitarios sin su consentimiento. En un juicio solo se permite difundir la grabación realizada del mismo a las partes intervinientes.  En los aeropuertos no está permitido grabar en zonas de seguridad o accesos, como los controles de seguridad o las puertas de embarque, por motivos de seguridad. Normalmente hay carteles que avisan de esta obligación. En rigor, se podría grabar o filmar a trabajadores, siempre y cuando no estén en estas zonas restringidas, pero deberíamos contar con su consentimiento (al igual que en los hospitales), para difundir esas imágenes.

Control Presencial

Por último, la normativa del Real Decreto-ley 8/2019 establece la obligatoriedad de un control horario de la jornada del trabajador. Los sistemas para cumplir con esta grabación, pueden suponer a veces que el empresario grabe a su trabajador de algún modo. En estos casos, los sistemas de grabación deben cumplir las obligaciones pertinentes, excluyendo las áreas de descanso, baños y vestuarios de la posible grabación, y avisando a la Representación Legal de los Trabajadores, y a los mismos trabajadores, de la finalidad de estas grabaciones.

Sigue leyendo

Conclusiones

  • Sí pueden grabarte mientras trabajas, siempre y cuando el empresario te informe directamente o mediante tus representantes legales, ponga carteles informativos si instala cámaras y se ciña al principio de proporcionalidad. Es decir, solo grabe aquello necesario para cumplir las obligaciones de control del trabajo y no grabe nunca en determinadas áreas (descanso, comedores, baños y vestuarios).
  • Sí puedes grabar a personas con las que mantienes una conversación, no sin su consentimiento a personas que mantengan entre ellas una conversación si no cuentas con su consentimiento.
  • En ámbitos en que no esté expresamente prohibido y sean públicos, podrás grabar a personas si no atentas contra su intimidad o dignidad, pero no podrás difundir sus imágenes sin su consentimiento.
  • La normativa legal en materia de Control Horario puede implicar la grabación de la voz o imagen del trabajador por parte del empresario. En estos casos debe ceñirse a los principios arriba expuestos en materia de Protección de Datos.

Te recordamos que en Extra Software realizamos informes de seguridad y contamos con un módulo (Gextor RGPD) especialmente preparado para cumplir con la ley en materia de protección de datos.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!
La nueva normativa PSD2 para servicios de pago electrónico

La nueva normativa PSD2 para servicios de pago electrónico

Hace dos meses, era inminente la aplicación de la nueva normativa PSD2, la Directiva Europea para Servicios de Pago. Sin embargo, la moratoria concedida por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en Octubre, amplió el plazo para aplicar esta normativa hasta el 31/12/2020, en lo que respecta a los pagos electrónicos, siendo totalmente obligatoria para lo que respecta a la banca online.

La filosofía de la nueva normativa PSD2 era ampliar el marco regulatorio para permitir la entrada de nuevos actores en los sistemas de pago (open banking). También, se trataba de permitir pagos fáciles, efectivos y seguros entre los países de la Unión Europea. Por último, reforzaba los derechos de los consumidores y su seguridad en los pagos online y banca online mediante el mecanismo de la doble autenticación.

¿En qué se traduce en la práctica la nueva normativa PSD2?

La PSD2 supondrá una verdadera transformación para nuestra práctica diaria de pagos por Internet o con tarjeta. Afecta tanto a la intervención de nuevos agentes para los pagos electrónicos, como a los mecanismos de seguridad para los mismos y el acceso a la banca online. Debido a la moratoria concedida por la EBA, no lo hemos notado tanto, porque la normativa para pagos electrónicos no será obligatoria hasta el 31/12/2020.  Sin embargo, sí hemos empezado a notar sus efectos en el acceso a la banca online.

Comencemos por tanto con este cambio, que sí es actualmente obligatorio:

Acceso a la banca onlineSeguridad de acceso

Hasta ahora, bastaba para acceder a la banca online con un usuario y una contraseña desde un ordenador, o una huella desde una App en el móvil.

Ahora, además de esto, es necesario una segunda validación. Dado que el primer mecanismo de seguridad es algo que solo conoce el usuario (contraseña o PIN) o algo que tiene inherentemente (huella o iris), el segundo elemento debe provenir de algo que solo posee el usuario (un smartphone). Las entidades bancarias han optado por dos soluciones: La primera es un código recibido por sms y la segunda una notificación integrada en la App del banco instalada en el móvil. La primera solución es menos intrusiva, pero podría resultar menos segura, dado que existen hackers que son capaces de intervenir en el envío de sms. La segunda solución (notificación en App) es más segura, pero ha resultado la menos popular por ser más intrusiva.

Entre los bancos que han optado por la solución del SMS en España, tenemos al Banco Santander, Bankia, Bankinter o BBVA. Entre los bancos que han optado por ofrecer ambas soluciones, tenemos a Abanca, Caixabank o Cajamar. Solo ING y Targobank han optado por ofrecer como único mecanismo de segunda autenticación las notificaciones de la App, obligando por tanto al usuario a instalarse la misma.

Posibilidad de acceso por terceros a nuestros datos bancarios

La nueva normativa PSD2 potencia el open banking, la filosofía que facilita que los bancos abran su información a terceros para facilitar el control del usuario. Así, un usuario podrá organizar a la vez las cuentas que tiene en diferentes bancos. Los agentes que realizan esta unificación de cuentas son los AISP (Account Information Service Provider). En la práctica, los llamamos agregadores financieros, y permiten visualizar cuentas de varios bancos y ordenar pagos, aunque no pasemos por la autenticación del banco que realiza el pago.  Ejemplos de agregadores financieros son Fintonic, Money Plan de Banco Santander o Family Now de Caixa Bank.

En España, la app de BBVA es una de las primeras que ha aprovechado la nueva regulación y ha convertido a este banco en un iniciador de pagos, al permitir pagar electrónicamente desde cualquier otro banco. Eso sí, el usuario debe previamente introducir en el sistema las claves online de la entidad con la que realice el pago, y la operación no puede superar los 5.000 euros.

Cambios en los pagos electrónicos

La nueva normativa PSD2 de los pagos electrónicos (p.e. TPV virtual, monederos electrónicos o banca electrónica), no será obligatoria hasta el 31/12/2020. Pero trae importantes cambios:

El primero de ellos es la Autentificación Reforzada o SCA (Strong Customer Authentication). Como ya adelantamos en nuestro blog de Extra Software, este tipo de autenticación, que también se usa para el acceso a banca online, supone usar 3 sistemas de autenticación. El primero es utilizar algo que solo sepamos nosotros (contraseña o código PIN). El segundo algo que solo poseamos nosotros (p.e. un Smartphone que habrá de ser validado por la recepción de un SMS). Por último, algo que sea inherente a nosotros (iris o huella dactilar). Para que la autenticación sea válida, debemos usar al menos 2 de estos tres sistemas cada vez que autentiquemos. Este sistema dejará fuera a los pagos realizados simplemente con los datos de la tarjeta y también a las tarjetas de coordenadas.

Sin embargo, este sistema no será necesario para operaciones sencillas como las consultas de saldos y movimientos de los últimos 90 días, o los pagos electrónicos remotos de hasta 30 euros, si no se ha llegado a sumar un total de 100 euros con varias operaciones de este tipo.  Tampoco se obligará al SCA en los pagos de terminales no atendidos, como los de peajes o parking, ni en los pagos recurrentes de cuotas. Otra excepción son los pagos a beneficiarios de listas de confianza, cuando el emisor y el receptor son la misma persona o los pagos remotos con bajo nivel de riesgo.

Beneficios para el usuario

Otra aplicación de la norma en los pagos electrónicos es que, si nos sustraen los datos de un sistema de pago como la tarjeta, la responsabilidad del poseedor de la misma se reduciría de 150 a 50 euros. Por supuesto, aunque en España ya no se aplicaban, se elimina cualquier extra posible por pagar con tarjeta.tarjeta

La nueva normativa PSD2 también implica el “reembolso incondicional para débitos directos en euros”. Esto quiere decir que, si el importe no se ha especificado o ha superado el autorizado, tenemos derecho a que el proveedor de servicios de pago nos devuelva el dinero íntegramente.

Como ya hemos mencionado anteriormente, la gestión permitirá la intervención de iniciadores de pagos o PISP (Payment Initiation Services Provider), como el del BBVA. Ya no será necesaria la autorización de varios agentes, sino que un iniciador de pagos podrá solicitar directamente a un banco un pago, siempre y cuando el usuario le haya autorizado previamente a hacerlo.

Por último, habrá obligatoriedad de un registro público de instituciones de pago. Esto implica que, si desconfiamos de alguna entidad, podemos comprobar su solvencia consultando este registro.

En definitiva, aunque aún queda más de un año para su aplicación obligatoria en el campo de las formas de pago electrónico (no así en la banca online), la nueva normativa PSD2 supondrá un importante cambio. A nivel de consumidores, implicará más capacidad de elección y más derechos. Para los comercios electrónicos y la banca, será una obligación más a la que deben adaptarse. Y para los agentes de servicios financieros, una verdadera oportunidad para los que sepan aprovecharla.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!