Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

Al no haber presupuestos para 2019, se han aprobado por el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, una serie de medidas urgentes para los autónomos, que en este post vamos  a desgranar. Como resumen, los autónomos en 2019 no han empezado con las mejoras que se esperaban (la ley aprobada en 2017 tenía muchas más novedades beneficiosas para ellos). Sin embargo, es cierto que la subida de la cuota finalmente acordada dista de los más de 200€ anuales de subida, que proponía inicialmente el Ministerio de trabajo.

Vamos ahora con las medidas concretas más importantes para autónomos en 2019:

  1. La subida de la base de cotización se fijó en 1,25%, lo que pedía A.T.A. en la negociación. Aunque es cierto que hay una subida, la que se proponía inicialmente era mayor. Es importante porque 9 de cada 10 autónomos de los más jóvenes cotiza por lo mínimo. La base mínima pasa de 932,70 a 944,40 al año y el tipo de cotización pasa de 29,8% al 30% en 2019 (en 2020 pasará al 30,3%). Por tanto la cuota anual sube 53€ y se queda en 283,32€. Algo similar pasa con los autónomos societarios, para los que se queda en 364,22€. El tipo de cotización subirá al 30,6% en 2021 y al 30,9% en 2022. De esta manera se sufragará el coste de incluir el conjunto de coberturas sociales que, hasta el momento, son elegidas minoritariamente por los autónomos en 2019.
  2. Lo anterior se suponen medidas provisionales, hasta que se establezca un sistema de cotización en base a ingresos reales, con cuatro tramos en función del beneficio neto. Los autónomos con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional serían los más beneficiados. Sin embargo dicho sistema está aún en desarrollo.
  3. La tarifa plana, cuyo mínimos se había ampliado a un año con la proposición de ley aprobada en 2017, ha subido de 50 a 60€ mensuales. (Solo para altas realizadas desde el 01/01/2019).
  4. Para las mujeres autónomas, se establece una Tarifa Plana de un año en los dos siguientes a la baja por maternidad.
  5. Se endurecen las penas para los falsos autónomos. Se aprueban multas para el empleador de entre 3.126€ y 10.000€.
  6. Es aprobada una subida de entre el 1,6% y el 3% para las pensiones mínimas y no contributivas y la vinculación de esos ingresos al IPC (Índice de Precios al Consumo).
  7. Se prorrogan los límites para estar régimen de estimación objetiva en 2019. Permanece el límite de 250.000 euros por volumen de ingresos y 125.000 euros por facturación a empresas y profesionales.
  8. Deducciones en el IRPF: Este será el primer año en que los autónomos puedan aplicar la deducción del 30 de los gastos de la parte de la vivienda afecta a la actividad. También recordemos que son deducibles las dietas por un importe de 26,67€ y 48,8€ en el extranjero. En caso de pernocta serían 53,34 euros y 91,35 euros respectivamente. Las condiciones son que el importe de la dieta o pernocta se pague fuera del municipio del domicilio del negocio, en día laborable, por pago telemático y que se conserve el comprobante.

Otras medidas para autónomos en 2019

A las medidas anteriores para autónomos en 2019,  podemos añadir las siguientes, aprobadas por otras vías:

9. Según determinó Hacienda por una sentencia del Tribunal Supremo en Noviembre de 2018, las prestaciones por maternidad estarán exentas del IRPF. Por otra parte, será aplicado retroactivamente para las prestaciones de Diciembre de 2018 y Hacienda gestionará las devoluciones.

10. Por último, el 8 de Diciembre se presentó un Plan de Choque para el empleo juvenil. Este plan contempla un eje específico de emprendimiento, en el que se detallan medidas para el impulso empresarial y el trabajo autónomo entre los jóvenes. Sin embargo, la partida dedicada a dicho eje es un 2,5% del total de 2.000 millones de la partida presupuestaria. Es decir, una cantidad ridícula.

En definitiva, no puede decirse que las medidas para los autónomos en 2019 hayan sido claramente beneficiosas. Se han incluido algunos beneficios sociales, pero el Real decreto-ley es más bien continuista, si no peor en algún sentido que el de 2017. Por otra parte, habrá que esperar al tan deseado sistema de cotización en base a ingresos reales, para ver hasta dónde es capaz de llegar el gobierno actual en sus promesas a los autónomos.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!