Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

Una cuestión bastante importante a dilucidar a la hora de recurrir a un servicio profesional, es si este lo ofrece una Asesoría o una Gestoría. En este breve espacio, vamos a establecer claramente las diferencias entre los servicios de una Asesoría y los de una  Gestoría.

Qué hacen las Gestorías y Asesorías

Una Gestoría, básicamente, realiza operaciones en nuestro nombre. Para ello necesita que le proporcionemos información y recursos. Es decir, hace algo que podríamos hacer nosotros, pero que no tenemos el tiempo o los conocimientos para hacerlo.

Las Gestorías tienen libertad de acción y autonomía, dentro de los límites que la pongamos.

Una Asesoría, esencialmente, nos suministra de información y conocimientos para que nosotros hagamos una operación o gestión.

Una Asesoría no tiene libertad de acción y autonomía, se encarga de proporcionar asesoramiento y es su cliente el que actúa y realiza la gestión.

En qué sectores trabajan Gestorías y Asesorías

Gestorías y Asesorías pueden trabajar en diversos sectores.  Ambas puedes ser asesorías o gestorías contables, o fiscales, financieras, de marketing o ventas. O puede ser que realicen diversas funciones a la vez. Pero no hay diferencias entre ambas en el contenido que pueden gestionar o sobre el que pueden asesorar.

Ejemplo de tareas que hacen Gestorías y Asesorías

Una Gestoría puede llevar tu contabilidad, presentar tus impuestos, o hacer tus trámites obligatorios.

Una Asesoría puede realizar un asesoramiento, consejo, o un informe sobre tu empresa en general, o sobre algún trámite, ahorro o inversión financiera en concreto. La diferencia es que luego es tu empresa la que realiza dicha operación.

Ventajas de trabajar con Gestorías

Una Gestoría fundamentalmente AHORRA TIEMPO, dado que libera a los empleados de la empresa de determinadas tareas.

Las Gestorías aseguran que la tarea que realiza a través de ellas se hace conforme a la normativa, y te ahorra consultarla.

Una Gestoría te asegura que la gestión se realiza según las últimas actualizaciones. Una vez más por falta de tiempo, no siempre podemos estar al día de todo.

Por último, una Gestoría ahorra al empresario las gestiones complejas de procedimientos complicados.

Ventajas de trabajar con Asesorías

Una Asesoría es muy eficaz para anticipar problemas. Al estar totalmente informada de todos los cambios, pueden evitar errores a tu empresa, o que realice una operación que termine en fracaso.

Las Asesorías te permiten también ahorrar tiempo, pues con los conocimientos del asesor, te evitarás trabajos innecesarios.

Una Asesoría evita riesgos para tu capital, pues siempre te advertirá de una operación dudosa.

Por último, hay Asesorías que pueden realizar una gestión en un determinado momento. Y también hay Gestorías que te pueden asesorar o realizar informes orientativos, si se lo pides. Es decir, hay Asesorías que hacen labores propias de una Gestoría, y viceversa. Sin embargo, en estos casos casi siempre lo pondrán como una partida aparte en el presupuesto. Debes exigir que esta partida esté claramente diferenciasd.

En definitiva, Gestorías y Asesorías realizan tipos de actividad diferente, y es importante diferenciarlas para ver cuál te conviene en cada momento.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!