Servicio de Atención al Cliente: 902 170 000 comercial@extrasoft.es

España ha evolucionado de un 8,3% de trabajadores practicando teletrabajo antes de la pandemia, a más de un 30% en los momentos críticos de la misma. Según la plataforma de trabajo Fiverr, un 76% de las PYMES afirman que seguirán con el teletrabajo tras la pandemia. Pero… ¿Es posible esto? ¿Es recomendable? Y, finalmente, ¿es lo que quieren los trabajadores? Analizamos estos tres puntos en el siguiente post para hacer un pronóstico del teletrabajo tras la pandemia, y si realmente se mantendrá el elevado porcentaje actual.

La evolución del teletrabajo fue meteórica desde ese 8,3% de las cifras de antes de la pandemia hasta el 48,8% de los trabajadores, a los que el Real Decreto del estado de alarma mandó a casa.  Según una encuesta de la Generaritat Valenciana, ese porcentaje bajó al 36,9% en la primera oleada de la COVID-19 (29 de marzo) y a 18,9% en la siguiente oleada (14 de mayo). No obstante,  otros estudios señalan que se teletrabajó por encima del 30% después del primer impacto del estado de alarma.

¿Se PUEDE teletrabajar más?

La respuesta es que claramente sí. En un estudio de Dingel y Neiman en EE.UU., se cifraba la capacidad de este país para el teletrabajo en un 37%. Otro estudio de la agencia McKinsey realizado entre los países que suponen el 62% del PIB mundial (China, Francia, Alemania, India, Japón, España, Reino Unido y EE.UU.) cifraba la capacidad para el teletrabajo entre 3 y 5 días a la semana en estos países entre un 20% y un 25%

En lo que respecta a España, el porcentaje de teletrabajo (8,3%) estaba por debajo de la media europea antes de la pandemia (2019). CaixaBank Research hizo una traslación del estudio de Dingel y Neiman a España y concluyó que un 32,6% de los trabajadores en España podría teletrabajar. De hecho, es una cifra que recuerda al porcentaje que efectivamente ha teletrabajado por fuerza mayor durante la pandemia. Dado que el estudio es de 2019 y las empresas han incorporado desde entonces bastantes medios al teletrabajo, probablemente este porcentaje aumentaría si se realizara el estudio en nuestros días.

Gráfica Teletrabajo potencial 2019

¿Se DEBE teletrabajar más?

Si nos atenemos a la productividad, parece que el teletrabajo no supone un problema, más bien al contrario. Según una encuesta del Enterprise Technology Research entre 1.200 CIO de diferentes países, un 48,6% opinaban que el teletrabajo había supuesto un incremento de la productividad (frente a un 28,7% que reportaron descenso de la misma).  En España, según la consultora tecnológica Capgemini, un 66% de las empresas experimentaron aumento de su productividad en el tercer trimestre del año 2020 (coincidiendo con la pandemia). Si bien la segunda encuesta refleja una coyuntura, la primera apunta a datos que podrían consolidarse en el tiempo.

La pregunta sobre lo recomendable que resulta el teletrabajo debe mirar más bien a los derechos de los trabajadores a los que puede afectar. Está claro que ahorra tiempo y favorece la conciliación, pero para una parte de los empleados supone un mayor estrés por no poder separar el trabajo del tiempo libre (y alargar la jornada) o una reducción del contacto social. Esto ha hecho que los reguladores hayan establecido en España que el teletrabajo debe ser opcional tanto para trabajadores como para la empresa. Por otra parte, según el RDL 28/2020, debe formalizarse mediante acuerdo firmado y nunca debe suponer una pérdida de condiciones de trabajo.

hombre teletrabajando

¿Se QUIERE teletrabajar más?

Ahora bien, si la respuesta a la pregunta anterior no está tan clara, si se pregunta a los trabajadores parece que, al menos con fórmulas híbridas, la respuesta vuelve a ser afirmativa para la mayoría de ellos. Un estudio de la consultora  LiveCareer entre un millar de empleados, devolvía que un 61% quería seguir indefinidamente con teletrabajo tras la pandemia. Si bien la fórmula preferida es más bien híbrida entre teletrabajo y trabajo en la oficina. Un 30% consideraba que lo ideal es trabajar presencialmente 3 días, el 35% opinaba que 2 días, el 19% 1 día por semana y 4 días tan solo el 9% de los encuestados. Pero lo más sorprendente es que casi un tercio de los empleados (un 29%) afirmó que renunciaría a su empleo para buscar otro si no se le permitía continuar teletrabajando.

En conclusión, está bastante claro que la posibilidad de teletrabajar más que antes de la pandemia existe tanto en España como en el resto del mundo. La productividad se ha incrementado claramente con esta fórmula durante la pandemia. Aunque está por ver si ha sido un efecto coyuntural, parece que esa mayor productividad se puede mantener en el tiempo. Hay un porcentaje de trabajadores que ven el teletrabajo como algo peor al trabajo presencial, pero parece que en su mayoría prefieren teletrabajar al menos parcialmente.

La confluencia de todos estos factores nos hace concluir que el porcentaje de teletrabajo en las empresas será superior al de antes de la pandemia. No todos los que han estado teletrabajando seguirán haciéndolo, pero lo probable es que España cuanto menos duplique el porcentaje de teletrabajo previo a la pandemia, y otros estudios sitúan el porcentaje de empleados que teletrabajarán en torno a la cuarta parte del total.

¡SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO!